Archivo para 12 junio 2008

12
Jun
08

Datos Personales

 

Edad: 29 años

Natural de

Puerto Padre, Provincia de las Tunas,  Hijo de Daniel Ferrer y Amelia Garcia. Natural de Palma Soriano. Amelia Garcia actualmente de 64 años.

 

 

 

 

Estado Civil: Casado, con la Sra. Milka María Peña Martínez. Hijos: una, nació el 5 de junio del 2003, estando su padre preso, su madre la nombró María Libertad. Hoy tiene 5 años.  

Su esposa e hija, residen en Calle Circuito Norte #88C, e/ Camilo Cienfuegos y Calle 32, Puerto Padre, Las Tunas. Se encuentran aproximadamente a 6 horas de viaje de la prisión.

 

 

 

 

Partido u Organización: Miembro del Movimiento Cristiano Liberación en Puerto Padre.

Condena: Condenado a 28 años de prisión recluido en la prisión Combinado del Este, Ciudad de La Habana. Trasladado desde el capitalino hospital “Carlos J. Finlay” hacia la prisión de Marverde, en Santiago de Cuba, el pasado 13 de marzo.

Tiene derecho a visitas familiares cada tres meses por 3 horas, y visitas conyugales cada 4 meses por 2 horas.

Situación Médica

Tiene las siguientes enfermedades a causa de las condiciones en las prisiones

          Estreptococo Vetemolitico en la garganta

          Amigdalitis crónica

          Faringitis

          Alteración en el Esófago

          Gastritis Eruptiva

          Ulcera Péptica

          Padece de Hipertensión Arterial

          Problemas en la piel, es alérgico, granos en la cabeza

          Dolores en las articulaciones y los pulmones

No recibe atención Medica para ninguna de sus enfermedades. Por su situación gastrointestinal requiere de una ajustada dieta alimentaria, la cual no recibe, siendo la comida de la prisión incomible por la calidad de putrefacción en la que se encuentra. Por eso se niega a asistir al comedor y sobrevive únicamente de los alimentos que sus familiares le llevan cada 3 meses, que según las leyes del penal solo pueden ser 30 libras.

No recibe asistencia Religiosa, aun a pedidos de sus familiares y suyos.

No tienen agua potable en la prisión, muy regularmente les llenan unas cisternas con agua que no alcanzan para los presos, en ocasiones les dan un litro de agua para 6 hombres, y un vaso por hombre para tomar. En ocasiones no reciben nada. Esta característica de la prisión es grave para cualquier ser humano, pero mortal para una persona con las enfermedades de piel y alimentación de las que padece Luis Enrique. No se entiende por esto su ‘repentino’ traslado a esta prisión con estas características infrahumanas.