Mar Verde es una prisión

Luis Enrique Ferrer, prisionero de conciencia 

PRISIÓN MAR VERDE, Cuba, Enero (www.cubanet.org) –

Muchas veces he escuchado decir a los gobernantes cubanos que las prisiones son universidades.  Recientemente, el cantautor Silvio Rodríguez realizó una gira por varias cárceles. Todo eso no es más que una cortina de humo que el gobierno pretende crear para ocultar la cruda realidad de las cárceles cubanas. La prisión Mar Verde no es la excepción, sino la regla de las cárceles cubanas.   

Aquí prácticamente no hay agua corriente desde finales de 2006.  La mayor parte del tiempo no llega el líquido a los reclusos debido a que las tuberías están viejas y en mal estado.  Un carro cisterna trae pequeñas cantidades de agua, contaminada, que se reparte entre mil reos, que reciben dos o tres litros cada uno, para todo el día.  Pasamos días sin bañarnos, con la ropa sucia.

Defecamos en bolsas de nylon que arrojamos al sótano a través de las rejas del baño, porque sin agua no es posible limpiar las letrinas (huecos en el piso donde hacemos nuestras necesidades fisiológicas).  Vivimos en un verdadero “mar verde” de excremento.  
La asistencia médica es casi inexistente.  La falta de medicamentos es total; no hay ni siquiera aspirinas, y un dolor de cabeza o de muelas se convierte en una tortura. En esta prisión, con más de mil reclusos, el puesto médico es atendido por aprendices y sólo de día. Por las noches y durante los fines de semana no hay nadie para atender emergencias médicas. Si algún  preso se queja por una emergencia médica, el tratamiento inmediato es la brutal represión.    

Nadie se preocupa por mejorar las infrahumanas condiciones de vida de esta prisión, que se asemejan a las de los campos  de exterminio nazis.   

Debido a las terribles condiciones de vida, abundan aquí las auto agresiones. Proliferan las huelgas de hambre, como forma de protesta. Las palizas se repiten a diario.  El 7 de noviembre dos jóvenes intentaron suicidarse, uno, por ahorcamiento, y el otro se lanzó desde lo alto de la prisión desbaratándose la cabeza.  

El hecho ocurrió inmediatamente después de que el recluso Florencio Deronselé  sostuviera una entrevista con el director del presidio. Tenía 36 años y había sido sancionado en 2005 a ocho años de privación de libertad, acusado de un delito de robo con fuerza. Se desconoce el asunto tratado entre el jefe carcelario y el fallecido, pero la conversación entre ambos provocó que Deronsolé se lanzara al vacío.

El 8 de noviembre, un día después del suicidio, varios reclusos fueron trasladados de urgencia para la prisión de Boniato, en Santiago de Cuba, por expresar que Florencio se había suicidado debido a la paliza que le habían propinado los militares por exigir sus derechos como reo.  

El otro prisionero, Dioslandis Coba Escobar, de 32 años, del destacamento  3, intentó ahorcarse en la madrugada del día 7 y aún se encuentra ingresado en el hospital provincial.  

La comida es muy poca y muchas veces la sirven en estado de descomposición. La violación de la correspondencia es común. No tenemos acceso a leer la prensa, ni a escuchar la radio. No recibimos asistencia religiosa.   

Desde mi encarcelamiento, en marzo de 2003, he estado en varias cárceles cubanas y todas son iguales a Mar Verde. En ellas he perdido la salud y quienes se supone deben custodiar mi vida me han propinado descomunales palizas. 

Mar Verde es una tenebrosa cárcel, a la que no encuentro ningún parecido con una universidad.
 


Luis Enrique Ferrer fue condenado a 28 años de prisión en la Causa  de los 75, en marzo de 2003

—————————————————

 

Escasea el agua en la prisión de Mar Verde en Santiago de Cuba

Juan Carlos González Leiva

12 de noviembre de 2008

La Habana – http://www.PayoLibre.com

El prisionero de conciencia Luís Enrique Ferrer García denunció por teléfono el pasado 10 de noviembre la crisis de agua que sufre la población penal en la prisión de Mar Verde en Santiago de Cuba y el estado de abandono por parte de las autoridades.

Dijo la fuente, que nadie se preocupa por mejorar las condiciones de vida de los prisioneros, las cuales comparó con la de los campos de concentración nazis.

Ferrer declaró: “No tenemos agua desde finales de 2006, la escasez es constante. Más del 90 por ciento de las veces no llega el preciado líquido por las tuberías conductoras que son muy viejas y están en mal estado. En su lugar un carro cisterna la trae contaminada algunos días, y otros no. Esta se reparte entre los cerca de mil reclusos, tocando a 2 ó 3 litros por persona para todas las necesidades. Cuando falla el carro-pipa no reparten absolutamente nada.

“Pasamos varios días sin bañarnos, con la ropa sucia, defecando en jabas de nailon y arrojándolas para el sótano a través de la reja. Porque sin agua no se pueden descargar las letrinas conocidas aquí como turcos”, concluyó el reo.

Luís Enrique Ferrer García, de sólo 32 años de edad, fue condenado a 28 de cárcel en el Grupo de los 75, luego de invitar al tribunal provincial a firmar el Proyecto Varela. Fue declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional. Es miembro del Movimiento Cristiano Liberación y Gestor del mencionado Proyecto. Su lugar de residencia es en Circuito Norte #88 C e/t Camilo Cienfuegos y Calle 32, Puerto Padre, Las Tunas, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 —————————————————————————-

Oswaldo Payá: Los carceleros aíslan y acosan a Luis Enrique Ferrer García

Redaccion CE – 07/10/2008  

El preso político está bajo ‘una verdadera guerra psicológica, en medio de las condiciones inhumana de la prisión’, alerta el líder opositor.

El preso político luis enrique ferrer garcía se encuentra aislado y bajo acoso de las autoridades carcelarias de la prisión mar verde, en santiago de cuba, denunció este domingo en un comunicado el disidente oswaldo payá, líder del movimiento cristiano liberación (mcl).
Ferrer garcía, miembro del mcl y gestor del proyecto varela, fue condenado en abril de 2003 a 28 años de cárcel, la mayor sentencia dictada en la oleada represiva que envió a prisión a 75 opositores esa primavera.

“Luis Enrique se niega a vestir el uniforme de prisionero común pues es un prisionero de conciencia, aunque ha sido mantenido en galeras junto con prisioneros comunes, muchos de estos de altísima peligrosidad”, dijo en su nota Payá, Premio Sajarov 2002 del Parlamento Europeo.

El líder opositor denunció que, desde el jueves pasado, a Ferrer García “le han aislado y negado el derecho a comunicarse por teléfono con su familia, algo que podía hacer durante breves minutos una vez por semana”.

“Los guardias de la prisión le conminaron vestir el uniforme de prisionero para provocarle, pues la mayoría de los prisioneros viste ropa de civil o verdaderos harapos debido a las condiciones calamitosas en que son mantenidos”, indicó Payá.

“Los carceleros, dirigidos por la Seguridad del Estado, le acosan y molestan con diversos pretextos constantemente, en una verdadera guerra psicológica, en medio de las condiciones inhumana de la prisión”, añadió.

Según el disidente, Ferrer García sufre desde hace meses una infección en la piel que ya le afecta zonas de la cabeza.

“No puede alimentarse de las raciones de campo de concentración que ofrecen como comida en la prisión debido a enfermedades estomacales, por lo que prácticamente sólo se alimenta de lo que le lleva la familia”, pero a sus allegados sólo se le permite llevarle algunos alimentos “cada dos meses”.

 ———————————————————————————————

Golpean a prisionero de conciencia en prisión

Por Luis Esteban Espinosa

9 de marzo de 2007 – Ciego de Ávila, Cuba

www.PayoLibre.com

El prisionero de conciencia Luis Enrique Ferrer García fue golpeado por varios presos comunes de alta peligrosidad en la prisión Mar Verde, en la Santiago de Cuba.

Milka María Peña, esposa del prisionero de conciencia, dijo a Juan Carlos González Leiva que el pasado 5 de marzo Ferrer fue golpeado por orden de agentes de la Seguridad del Estado.

Añadió la fuente que estos penados, conocidos como “consejo disciplinario”, son delincuentes muy agresivos, capaces de matar o hacer cualquier cosa a cambio de una visita familiar o un pase para sus casas, y que son dirigidos para estos fines con la intención de controlar por la fuerza a la población interna.

Milka Maria concluyó afirmando que Ferrer en varias ocasiones ha sido víctima de golpizas por parte de los policías o de los presos comunes.

Luis Enrique Ferrer García cumple condena de 28 años de privación de libertad desde el año 2003. Reside en la calle Circuito Norte #88C, e/ Camilo Cienfuegos y calle 32, Puerto Padre, Las Tunas, Cuba.

Agencia de prensa Jóvenes sin Censura (El gobierno cubano le niega a esta agencia su reconocimiento legal)

 ———————————————-

Se deteriora salud de reo político en huelga de hambre

Por Roberto Santana Rodríguez

11 de mayo de 2006 – La Habana

Fuente:  www.PayoLibre.com

La salud del preso político Luis Enrique Ferrer García se ha deteriorado, indicaron familiares cercanos que le visitaron en el Hospital de la prisión de Boniato, ubicada en la provincia oriental de Santiago de Cuba.

Ferrer García comenzó una huelga de hambre el pasado 28 de abril, en protesta por las condiciones de confinamiento existentes en la prisión Mar Verde, también en Santiago de Cuba, calificadas como infrahumanas, informó su hermana Ana Belkis.

La señora Amelia García, su progenitora, única persona que pudo verlo en el hospital de Boniato el pasado 6 de mayo dijo que el preso político se encuentra muy débil, con ostensible pérdida de peso y vomitando.

Ferrer García, a quién le ha sido colocado un suero, dijo a su madre que continuaría en la huelga de hambre hasta morir o ser liberado porque, “Prefiero morir con honor que vivir sin el”.

En Mar Verde los reclusos están hacinados, impera la violencia, existen todo tipo de armas blancas, la higiene es pésima, la alimentación deplorable y en muy poca cantidad, los guardias golpean a los reos que se atreven a protestar por cualquier cosa, los reclusos se autoagreden de forma horrenda, la literatura es censurada y se viola la correspondencia, señaló Ana Belkis. 

 ——————————————

En huelga de hambre prisionero de conciencia

Por Luis Esteban Espinosa

1 de mayo de 2006 – Ciego de Ávila

Fuente:  www.PayoLibre.com

Milka Peña Martínez, en llamada telefónica a la Fundación Cubana de Derechos Humanos dijo que su esposo, el prisionero de conciencia Luis Enrique Ferrer García se plantó en huelga de hambre este 28 de abril.

Según la fuente, la protesta se debe a su injusto encarcelamiento, así como los malos tratos, la falta de asistencia médica, de alimentación y las constantes violaciones a sus derechos fundamentales.

A Ferrer García lo acompañan en la huelga Alexis Rodríguez Fernández, prisionero de conciencia condenado a 15 años de prisión en juicio sumarísimo en la Causa de los 75, y el prisionero político Agustín Cervantes.

Peña Martínez concluyó diciendo que los familiares y amigos iniciarán una cadena de ayunos en la provincia de Santiago de Cuba y en Puerto Padre para apoyar estos reclamos.

Luis Enrique Ferrer García fue condenado a 28 años de cárcel también en juicio sumarísimo en la Causa de los 75, sanción que cumple en la prisión Mar Verde en la provincia de Santiago de Cuba.

Luis Esteban Espinosa es periodista independiente de la agencia de prensa Jóvenes sin Censura

 


0 Responses to “Noticias de Luis Enrique”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: